Regreso con gloria del Demonio de Hell’s Kitchen

Hace un año atrás Netflix había revolucionado el universo televisivo de los superhéroes -y de Marvel en sí- con una serie tan oscura como entretenida y de una calidad audiovisual nunca antes vista en ese género para la pantalla chica. Esta gran obra fue la aclamada Daredevil, la cual hace unos días ya tiene su 2° temporada completa en la plataforma digital.

12439537_864779146963528_5014906329943056644_n

Si hubo algo que proporcionó Daredevil fue un enorme salto de calidad dentro de los productos televisivos correspondientes al género fantástico y a su vez darle un vuelvo importante a la franquicia Marvel en términos audiovisuales con una estética cruda, oscura y violenta que no había mostrado en su universo cinematográfico hasta la salida de Deadpool en este año.

Esta segunda y compleja temporada de Daredevil no solo incluye nuevos personajes fundamentales en el cómic como Elektra (correcta interpretación de Elodie Yung) y The Punisher (gran trabajo de Jon Bernthal, quien estuvo hace poco en nuestro país), sino que también varias subtramas y alternativas a una historia que ya solía ser compleja. A su favor hay que decir que la serie está tan bien llevada narrativamente, como a su vez con el manejo de sus líneas temporales, que hace que todo lo que podía llegar a ser pretencioso se torne totalmente interesante.

1933967_864779070296869_8961845057877319764_n

5225_864779113630198_3585463767816520618_n

Pero si hay algo que tiene a su favor la serie creada por Drew Goddard es el constante ritmo en las acciones, lo que hace que nunca se vuelva densa, sino que mayormente resulta bastante atrapante, todo gracias a lo bien logrado que se encuentra el montaje, la calidad del guión y el desarrollo de los personajes, lo que obviamente ayuda al sistema binge-watching y hacer del producto una adicción bien al estilo de Netflix.

Es muy complicado definir si esta segunda temporada mantiene el nivel de la primera o si es superior o inferior a ésta. En principio hay que decir que si había algo que se destacaba en aquella gran primera entrega era la aparición de Wilson Fisk (aquella genial interpretación a cargo de Vincent D’Onofrio) y la genial construcción que se hacía del villano. En esta nueva tanda de 13  episodios en un principio el desarrollo de un posible nuevo rival de Daredevil se encuentra confuso, aunque luego la trama revela los motivos haciendo que todo encaje perfectamente en torno a los personajes ya conocidos y las muy buenas apariciones de Elektra y The Punisher.

Esta segunda temporada de Daredevil vuelve a mostrar un nivel más que satisfactorio y supera las dudas de si podría estar a la altura de la primera, como también tras la aparición de la intrascendente Jessica Jones, serie con la que comparte mismo universo como también lo será con Luke Cage a fines de septiembre y más adelante con Iron Fist, teniendo como proyecto la futura miniserie The Defenders que los juntará a todos. En fin, el saldo es sumamente positivo y deja abiertas las puertas y varios hilos argumentales para poder seguir de gran manera con esta atrapante historia.

Escrito por Tomás Maito

Crítico de cine y series. Periodista. Escribo y hago radio. Un día cumplí mi sueño y lo conocí a Woody Allen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s