El asombroso universo de BoJack está de regreso

BoJack Horseman no es una obra maestra ni la serie que más esperan todos pero, tras esta tercera y nueva temporada, la serie aún mantiene el gran nivel de los años anteriores y se afianza cada vez más como una de las mejores comedias de la actualidad.

Sí, puede que esta serie original de Netflix no sea la más popular ni se llene de premios y  que no sea tan tenida en cuenta por ser animada, pero BoJack Horseman ha demostrado en su tercera temporada que sigue tan entretenida como inteligente y que, a lo largo de cada episodio, sigue ampliando su universo así como lo complejo de cada uno de sus personajes.

La serie creada por Raphael Bob-Waksberg sobre la vida del caballo (en la voz de Will Arnett) se torna cada vez más interesante y, a través de hechos medianamente simples, hace de esta sitcom una importante obra que no se vale solo de chistes inteligentes y gags divertidos, si no que se adentra en lo más profundo de sus personajes alcanzando momentos muy oscuros, sin dejar de lado el humor negro que la caracteriza.

Esta nueva entrega expone el camino de BoJack hacia conseguir su tan ansiada nominación al Oscar tras haber participado en Secretariat, la película que siempre había querido hacer. Pero lo interesante es que esto reluce las relaciones entre los distintos seres de este universo antropomorfo. Entre flashbacks geniales, la trama irá intercalando el presente con distintos sucesos de casi unos diez años atrás (el momento en el que varios de los protagonistas se conocen) para revelar distintas cuestiones muy atractivas sobre cada uno de los personajes.

Si hay algo para destacar de esta serie es que a pesar de valerse de distintas referencias culturales que son muy importantes para la trama, las acciones no solo dependen de éstas, sino que simplemente son un tópico más en el universo propio que la serie ha creado.

BoJack Horseman ya había mostrado un interesante avance en la segunda temporada en relación a la primera, pero en esta nueva entrega de 12 episodios exhibe momentos para el recuerdo como en “Fish Out of Water”, el brillante cuarto episodio que casi no necesita de diálogos para crear una pequeña y genial historia de menos de media hora, que -entre referencias al cine mudo y a Perdidos en Tokyo de Sofia Coppola- logra crear un bello momento y deja en claro la constante experimentación que plantea la serie.

Con una estética pop bien definida y un universo de inagotable fantasía que se amplia y fortalece cada vez más, BoJack Horseman se nutre de las diversas referencias al cine y la TV que aplica a su prontuario, y una narración dinámica que resulta ideal para el binge-watching, lo que la convierten en una serie tan entretenida como querible. Será hasta la cuarta temporada.


Les dejamos el trailer de la temporada 3 de BoJack por acá:

Pueden leer más notas sobre la serie acá y acá.


Para más info y reseñas sobre series, ¡nos pueden seguir en TwitterFacebook Instagram! 🙂 

Escrito por Tomás Maito

Crítico de cine y series. Periodista. Escribo y hago radio. Un día cumplí mi sueño y lo conocí a Woody Allen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s