El encanto de una serie consolidada

PUNTAJE: 8

Hace unos años aparecía Transparent en Amazon como una comedia dramática que retrataba la conflictiva pero emocionante vida de la familia Pfefferman. Con una hermosa obertura de piano y una encantadora presentación con estética de VHS surgía esta serie que sería la gran sorpresa de los últimos tiempos, desde el gran protagónico de Jeffrey Tambor (con sus merecidos premios cada año por este rol) hasta la lucidez visual y narrativa que pondrían a su creadora Jill Soloway en lo más alto del universo televisivo estadounidense.

La primera temporada estrenada en 2014 era brillante, y exponía lo más crudo de los sucesos de esta familia disfuncional, mediante el abordaje de temas sumamente importantes y actuales como la diversidad sexual, la religión, el paso del tiempo y los conflictos que puedan generarse en base a las relaciones humanas. El año pasado salió la segunda entrega, la cual a pesar de ser muy buena no estaba a la altura de la inicial, mientras que la tercera -que fue lanzada hace unas semanas- es de una factura mucho más destacada, con algunos episodios que son realmente brillantes.

Esta nueva temporada de Transparent sigue la exploración en lo más profundo y oscuro de sus personajes y hace del drama una conjunción de momentos sumamente trágicos como otros más esperanzadores. Soloway siempre intenta llevar a cabo una impronta totalmente realista, que a pesar de algunos tópicos psicodélicos y hasta surrealistas, siempre todo se desarrolla dentro aquel verosímil propio en el que se estructura la serie.

Una de las cuestiones más interesantes de la obra de Soloway es la dinámica narrativa y como maneja los hechos temporalmente: a través de flashbacks muy bien utilizados revela detalles clave sobre la vida de sus protagonistas y logra un excelente ida y vuelta entre el presente y el pasado de éstos y la importancia de sus antepasados. Este recurso funciona a partir de lo emotivo como también de lo crudo de las situaciones que relata, mostrando uno de los puntos más altos de un guión que por momentos resulta impecable.

En esta tercera entrega, Transparent expone 10 muy buenos episodios que consolidan aun más la serie de Soloway, quien a través de una historia simple pero de estados complejos, con temáticas trascendentales y muy actuales, logra seguir componiendo una gran obra sin necesidad de optar por golpes bajos. Se genera un contexto lleno de sutilezas tanto visuales como narrativas que, sumado al gran trabajo de todo su elenco, hacen que la serie siga manteniendo un gran nivel cada año y sea de las mejores de los últimos tiempos.



Para leer más reseñas sobre series, hacé click acá.

 

Escrito por Tomás Maito

Crítico de cine y series. Periodista. Escribo y hago radio. Un día cumplí mi sueño y lo conocí a Woody Allen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s