Finales que son comienzos 

PUNTAJE: 7

Vikings (o Vikingos), la serie de History Channel creada por Michael Hirst, se afianzó temporada a temporada en su calidad narrativa y visual. Y esta cuarta entrega no fue la excepción. Esta vez nos sorprendió con una cantidad de muertes importantes, cambios de locación, y situaciones que no hacen más que dejarnos con la duda sobre qué rumbo tomará la serie, pero fueron otros sólidos de 20 episodios de los guerreros nórdicos más feroces.

Esta temporada se dividió en dos partes; los primeros 10 episodios fueron emitidos a mitad de 2016, y la segunda mitad se estrenó a fin de ese año, y acaba de terminar, y nadie quedó exento de los elementos de shock en estos capítulos. Las dos partes son distintas entre sí, con tonos diferentes, y hasta tiempos históricos otros. Muertes al por mayor, violencia súper explícita (el regreso de alguna forma de tortura muy perturbadora que ya vimos en otro momento), rituales de sacrificios, batallas estratégicas en tierras lejanas (y en las vikingas también), cambios de mando de poder, grandes traiciones, amor libre, etc. Todo esto y mucho más ocurrió en esta cuarta temporada de Vikings, y parece que la quinta (sí, ya hay un trailer, que pueden ver más abajo) levanta aún más las apuestas.

La venganza fue uno de los temas centrales que condujo el hilo narrativo de esta temporada.  Otro fue la rivalidad entre hermanos, algo que ya viene de otros años. Vimos la unión de los hijos de Ragnar, a pesar de sus diferencias, para explotar su potencial de batalla. Son ellos, esta nueva generación de vikingos, quienes ahora toman mayor importancia en la historia. Las viejas glorias siguen vigentes: Ragnar Lothbrok, el legendario héroe, atribulado e inestable como siempre, igualmente se las arregla para imponer su presencia; Lagertha, la incansable guerrera, conspira y toma las riendas, cueste lo que cueste, para defender su hogar junto a su ejército femenino. Las mujeres de Vikings son algo especial: seductoras, bellas, madres, guerreras, estrategas, traicioneras, brillantes, protectoras. Una especie de deidades de Odín que lo tienen todo.

Uno de los personajes que más se destacó esta temporada fue el “loco” Ivar The Boneless, muy bien interpretado por el actor Alex Høgh Andersen, cuyas miradas hielan la pantalla en un segundo. Sin escrúpulos a la hora de hacer maldades, pero un joven sufrido, en el fondo, en parte por su condición de lisiado, y por haber sido el preferido de su madre que lo consintió y malcrió todo lo que pudo. Esta temporada lo tuvo bien al frente, en esa lucha interna por el reconocimiento de su padre, el cariño de su familia, su pésima relación con uno de sus hermanos, su cuestionada hombría, y su soberbia de saberse un maestro de táctica. Una bomba a punto de estallar.

Esta cuarta temporada tuvo altibajos, seguramente, pero se mantuvo entretenida y atractiva en la mayoría de sus 20 episodios, algo que no muchas otras series pueden decir con tantos capítulos de más de 40 minutos de duración. Las tramas siguieron interesantes, aún con las nuevas historias a partir de las incorporaciones de tantos personajes. La tensión dramática llegó a picos altísimos por momentos, sobre todo al promediar la segunda parte, con hechos que nos dejaron boquiabiertos, especialmente en el 4×15 donde hay una escena visual y emocionalmente extra potente, muy bien lograda. Y también buenas batallas en donde volaron hachas, espadas y escudos.

Tal vez el mayor interrogante que dejó planteada esta cuarta temporada es cómo van a reemplazar a ciertos personajes centrales de la trama principal –y otras secundarias- de la serie. Resulta casi imposible pensar en cómo seguirá la historia sin algunos nombres que se hicieron esenciales en estos años de visionado. Sin embargo, la mitología nórdica misma indica que hay material para rato, y muchos otros personajes por descubrir, amar u odiar. Pero igualmente los vamos a extrañar, en el cielo o en valhalla, donde sea que estén, brindamos a su salud.


Compartimos el trailer de la quinta temporada de Vikings, que se estrenará en unos meses.


Para leer más reseñas sobre series, hacé click acá.

Escrito por Alejandra Casal

Seriéfila, comunicadora, viajera, curiosa, y todos los clichés que se te ocurran. A veces apocalíptica, a veces integrada. No le rezo a ningún dios, pero me gustan las iglesias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s