Desconexión

PUNTAJE: 3

Tras una primera temporada irregular y un innecesario episodio de ¡dos horas! que funcionaba como especial navideño, Netflix sacó los 11 capítulos restantes de Sense8 tras aquel adelanto de la segunda entrega.

Esta serie creada por Lana y Lilly Wachowski da la sensación de nunca terminar de ser lo suficientemente interesante. Los riegos de un relato coral y la poca profundidad que se logra en cada una de las historias por separado, como también en lo confuso y poco encantador del hilo narrativo que une a todo, hace que el desarrollo de la ficción se torne denso como había sucedido en la primera temporada.

Sense8 es muy pretenciosa; aparte de centrarse en un relato dramático fantástico, trata de incursionar en distintos temáticas trascendentes y de actualidad, ya sea la identidad de género, la pobreza, la discriminación, el abuso de poder y la religión, entre otras. El mayor inconveniente es que en su afán de abarcar tanto no termina de profundizar del todo en ninguno de esos tópicos y expone cada idea de un modo demasiado solemne que –por momentos- resulta insoportable.


El mayor inconveniente de la serie  -y de esta segunda entrega- es que se pierde constantemente en su hilo narrativo y entre constantes cambios de escenarios, la eterna cantidad de personajes y la ausencia de un conflicto que tenga una especie de mcguffin un tanto más atractivo, todo se vuelve un tanto aburrido. El exceso de sentimentalismo y los distintos golpes bajos provocan que la idea de esta historia nunca termine de convencer, mas aún cuando prioriza diversas acciones telenovelescas por sobre crear climas que exploren el universo de ciencia ficción a través del cual se construye la historia.

La serie puede tener planos virtuosos o imágenes imponentes, pero pocas veces este virtuosismo se da en función del drama, sino que la creación de las hermanas Wachowski se pierde entre colores y posicionamientos de montaje y pocas veces se genera una idea audiovisual un tanto más compleja que concuerde con el concepto narrativo de esta serie.

Si la primera temporada se había desarrollado mediante la presentación de cada uno de los personajes y el entorno que los rodea, esta segunda entrega de Sense8 explora un poco más el conflicto que todos tienen en común, aunque entre situaciones repetidas y episodios sumamente largos y llenos de baches narrativos, se incita más que nada al aburrimiento y el desencanto. Otro inconveniente de esta creación de las Wachowski es en relación al formato de emisión en el que se consume, ya que como es común en Netflix, todos los episodios se encuentran disponibles simultáneamente, y con capítulos tan largos (algunos de más de una hora de duración) que se enredan en concretar ideas, no se complementan para nada con el dinamismo de la idea del bingewatching.

Sense8 season 2

No es que Sense8 sea un bodrio o una serie completamente fallida, pero lo que confirma esta segunda temporada es que a esta popular realización original de Netflix le cuesta encontrar un rumbo. Entre personajes que no tienen el carisma suficiente, y detalles ridículos como que la historia se desarrolle en distintas ciudades del mundo pero todos hablen en inglés, hacen que la ficción pierda credibilidad hasta en un ámbito de ciencia ficción, porque a pesar de su enfoque fantástico, esta producción siempre quiere también imponer un costado más crudo y realista del mundo. La serie, en su intento de generar todo tipo de interacciones entre sus protagonistas y los diversos escenarios, lo que termina consiguiendo, una vez más, es una inmensa desconexión entre el cometido de la historia y una posible obra de interés o que proponga algo que sea relevante y no un relato indiferente entre la gran cantidad de producciones excelentes que se encuentran en la televisión estadounidense en estos tiempos.


Leé más reseñas sobre series acá.

Escrito por Tomás Maito

Crítico de cine y series. Periodista. Escribo y hago radio. Un día cumplí mi sueño y lo conocí a Woody Allen.

2 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s