Los Duplass siguen sin encajar en HBO

PUNTAJE: 4

Tras la fallida y finalmente cancelada Togetherness, los hermanos Jay y Mark Duplass vuelven a crear una nueva serie para HBO: Room 104. Esta obra cuenta -a lo largo de 12 episodios- historias diferentes que tienen la particularidad de compartir la misma locación en una habitación de un motel.

Room-104-poster

Entre capítulos correctos, algunos intrascendentes y otros que resultan para el olvido, Room 104 nunca logra ser interesante y termina siendo sumamente irregular. Entre lo diverso de la esencia de sus episodios y la mezcla de géneros, nunca puede encontrar su propia identidad como sí sucede en otra serie antológica como Black Mirror en sus mejores temporadas. Lo que en principio podía ser una aceptable obra de terror al estilo Tales from the Crypt termina optando por lo diverso y solemne que solo lleva a un camino de entregas densas, con excesos de sentimentalismo, golpes bajos y una idea central que no termina de conformarse en todo su recorrido.

Salvo el mismo y único escenario que se repite a lo largo de la serie y una puesta en escena mayormente teatral, el gran inconveniente de Room 104 es que el conjunto de capìtulos nunca logra congeniar en una temática en común que haga que cada una de estas historias por separado creen un concepto en base a la pertenencia a una misma serie.

A pesar de varios puntos en contra y de lo irregular en la mayoría de sus aspectos, Room 104 tiene algún que otro episodio que resulta simpático o aunque sea agradable, ya sean su piloto “Ralphie”, como “The Internet” y “The Fight”, aunque lamentablemente la mayoría son para el olvido. La serie tiene algunos detalles visuales interesantes, algunos buenos duelos actorales y -como se menciona anteriormente- capítulos destacados, pero el gran problema es que tiene otros realmente flojos y que hasta dan vergüenza ajena como “The Knockandoo” y “I Knew You Weren’t Dead” que hacen que esta producción original de HBO termine siendo más negativa que positiva y que busque un efectismo con situaciones forzadas que -obviamente- no consigue.

Tras esta temporada inicial de Room 104, los hermanos Duplass siguen sin encontrarle la vuelta y concretar una serie destacada dentro de la ilustre programación de HBO, ya que ni con una comedia dramática familiar como Togetherness ni con esta nueva obra de tintes más pretenciosos pudieron conseguir hasta el momento una producción de los estándares de calidad de la más prolifera cadena televisiva.



Leé más reseñas sobre series acá.

 

Escrito por Tomás Maito

Crítico de cine y series. Periodista. Escribo y hago radio. Un día cumplí mi sueño y lo conocí a Woody Allen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s