Encantadora e imprescindible

PUNTAJE: 9

Es imposible decir algo sobre Better Things sin nombrar la figura de Louis C.K. y los conflictivos hechos recientes que giraron en torno a su persona. Como es de público conocimiento, el comediante fue acusado por cinco mujeres por tener conductas sexuales inapropiadas, hechos sobre los cuales él terminó reconociendo y dando la cara. Sí, por más bien que haya estado en sus declaraciones es obvio que nada reparará lo que hizo, pero también hay que poder separar las cosas y reconocer que su obra artística es brillante y, en este caso, esta serie que creó junto a Pamela Adlon es de las mejores que se hayan visto en la televisión estadounidense en los últimos años.

better-things-season-2-poster

A partir de estos escándalos sexuales, las distintas cadenas que tenían relación con C.K. manifestaron que no continuaran con sus proyectos, por lo que en caso que no haya tercera temporada de Better Things sería una pena inmensa porque esta segunda entrega fue realmente impecable y estuvo al nivel o -por momentos- hasta fue superior a aquella brillante temporada inicial.

Esta creación de C.K. y Adlon es una belleza en todo sentido y esta nueva temporada expone en sus diez episodios una gran cantidad de momentos tan entretenidos como emotivos. Better Things es, por sobre todas las cosas, una serie linda, agradable, con personajes tan simples como complejos que resultan sumamente entrañables. Cada situación en torno a la relación entre esta madre con sus hijas y de la ellas con el mundo que las rodea es tan cruda, como a su vez de las más sinceras que se puede ver en una ficción. La serie retrata problemáticas reales y se desarrolla en torno a ciertos temas que pueden resultar complicados pero de la manera más realista posible, sin ningún grado de solemnidad ni golpes bajos, sino en base al humor y una franqueza extrema.

Cada guión escrito por C.K. y Adlon es maravilloso y -como se vio tantas veces tanto delante como fuera de cámara- demuestra el gran trabajo que hacen en conjunto. Cada episodio despliega acciones y diálogos tan divertidos como encantadores, desglosando los más profundos traumas de la realidad como también momentos únicos y conmovedores. Better Things tiene tanto frescura como lucidez para poder escaparle a cualquier corrección política y exponer simplemente una historia honesta y fascinante.

Better Things es una de las mejores comedias que se pueden ver en la televisión actual y esta segunda temporada fue realmente encantadora, tan rica en su discurso en relación a diversos temas importantes de la actualidad como entretenida en su manera de mostrar el mundo que gira en torno a estos personajes. Sin lugar a dudas que es una serie que merece ser vista y seguir en la pantalla de FX o en cualquier otra, porque a pesar de los horribles hechos en relación a C.K., su obra es brillante y merece ser vista, como también el genial trabajo de Adlon (que en esta entrega dirigió todos los episodios), y el de todo su genial elenco.



Leé más reseñas sobre series acá.

Escrito por Tomás Maito

Crítico de cine y series. Periodista. Escribo y hago radio. Un día cumplí mi sueño y lo conocí a Woody Allen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s