Las delicadezas de una serie descomunal

PUNTAJE: 9

Ya quedaron atrás todas esas incertidumbres previas sobre el spin-off de Breaking Bad y si es que era necesario hacer o no una serie como esta. Lo que queda más que claro tras esta cuarta temporada es que Better Call Saul es una obra brillante y completamente independiente de aquella mítica serie y que a esta altura -y cada vez acercándose más a su final- ya se puede decir que es superior y muchísimo más compleja que aquel show emblema de AMC.

bcs_poster

Better Call Saul es una serie impecable, de aquellas que mejoran en cada temporada y que se perfeccionan en cada detalle. Es realmente destacado como esta creación de Vince Gilligan y Peter Gould va creciendo y complejizándose en cada uno de sus aspectos, ya sea desde su amplio desarrollo narrativo como a través de su proeza visual .

Esta cuarta temporada fue magistral a nivel narrativo, ahondando en esos clásicos planos largos y aquellos tiempos lentos que producen un altísimo nivel de tensión que hacen que el desarrollo del drama sea tan impactante como asfixiante. Por más que desde un principio se sepa (en parte) el destino de su protagonista, es para destacar como se va construyendo ese camino y esa transformación que a través de cada episodio se manifiesta de manera tan desgarradora como espectacular. Por otro lado, es brillante el trabajo de Bob Odenkirk, quién logra con Jimmy McGill (o Saul Goodman) una actuación sobresaliente en cada episodio siendo que, a pesar de la oscuridad de su personaje, le da vida uno de los tipos más entrañables de la televisión moderna.

Otro de los tópicos más destacados de Better Call Saul y que no fue para nada ajeno a esta cuarta temporada es su poderío visual, ya que con una fotografía tan bella como funcional a lo que pide la historia a través de las imágenes, es que hacen que esta serie sea pictóricamente impecable y de las mejores en ese aspecto en la TV estadounidense. Esta creación de Gilligan y Gould desborda de creatividad y sumado al aprovechamiento máximo de todas las posibilidades que le brinda el dispositivo audiovisual es que va tomando todo tipo de riesgos y así sorprende con escenas memorables en cada capítulo.

A esta altura y tras cuatro impactantes entregas, Better Call Saul ya dejó de ser la sombra Breaking Bad. Esta historia centrada en algunos de sus más emblemáticos personajes secundarios no solo es que logra igualar toda su genialidad e impacto generado en la televisión, sino que hasta la supera en calidad y a lo largo de los años fue construyendo un relato realmente importante que con el tiempo seguramente será una gran obra de culto.


Para leer más reseñas sobre series, hacé click acá.

Escrito por Tomás Maito

Crítico de cine y series. Periodista. Escribo y hago radio. Un día cumplí mi sueño y lo conocí a Woody Allen.

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s