La gran decepción del año

PUNTAJE: 3

The Romanoffs era una de las miniseries más esperadas del 2018, ya desde que Amazon había anunciado este proyecto creado por el galardonado Matthew Weiner, quién había conquistado la pantalla televisiva con aquella exquisitez que fue Mad Men. La cuestión es que, para sorpresa de muchos, esta nueva obra está lejísimos de las expectativas generadas y deja como factura unos insoportable ocho episodios para el olvido.

slide-theromanoffs-80

Esta nueva producción original de Amazon es insufrible en todo sentido, ya sea desde su soberbia, solemnidad como con capítulos intolerantes que promedian en su mayoría la hora y media. The Romanoffs es una miniserie muy poco coherente, usando el famoso apellido de aquella familia rusa como excusa para narrar ocho diferentes historias carentes de interés y que solo congenian temáticamente por alguna cercanía lejana de alguno de sus personajes con algún pasado o quién sabe qué del mítico linaje real. Prima el aburrimiento, los desenlaces predecibles, como una notable ingenuidad narrativa y una catarata de fallas de guión.

Es realmente llamativo como con semejante nivel de producción y -pareciera- libertad creativa se pueden hacer tantas cosas mal. Hay episodios mejores y peores, pero todos son entre malos y mediocres y algunos con momentos de vergüenza ajena. Es insólito como a través de tantos recursos, llámese tener en un capítulo a Isabelle Huppert y Christina Hendricks (sí, una de las mejores actrices de la historia del cine y otra enorme artista de una belleza sin igual) y así y todo no lograr un producto decente. A simple vista parece más difícil errarle que hacer algo trascendente. Por otro lado, resulta polémico que en otro episodio haya un personaje al que se lo acusa de abuso y se dude de eso. Es cierto, aquello puede pasar y una acusación puede llegar a ser falsa, pero teniendo en cuenta los hechos que habían involucrado al propio Weiner por cuestiones así, resulta completamente innecesaria esa especie de redención en la ficción.

Tediosa como pocas, esta miniserie u ¿ocho películas insignificantes? Provocan una enorme decepción ante tantas expectativas, lo cual deja a un gran autor como Weiner lejos de aquella obra maestra que era Mad Men. Quizás el problema de The Romanoffs y su propio creador haya sido que tras sus enormes logros y reconocimientos, éste se haya creído tener el status de genio, el cual evidentemente no le pertenece, porque podrá haber hecho grandes obras en su pasado, las cuales siempre serán recordadas, pero algo tan mediocre como esta producción de Amazon está en las antípodas de semejante título personal.


Para leer más reseñas sobre series, hacé click acá.

Escrito por Tomás Maito

Crítico de cine y series. Periodista. Escribo y hago radio. Un día cumplí mi sueño y lo conocí a Woody Allen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s